Nosotros
   
Nosotros
   
Nosotros
   
Nosotros
   
Nosotros
   
Nosotros
   
Nosotros
   
Nosotros
   
Nosotros

Seleccione una de las categorías para ver más

PILAR Hoy

En la última década PILAR se ha renovado y reorientado completamente, pasando de ser una empresa únicamente industrial, a una empresa que además ha incorporado un importante enfoque comercial, permanentemente desarrollando nuevos productos y abriendo camino a nuevos canales de comercialización.  

Infraestructura

La fábrica en Pilar, Ñeembucú, cuenta con 55.000m2 edificados, y equipos de tecnología avanzada para producir 15.000.000 de metros lineales de tejidos anualmente. La misma se actualiza incorporando tecnología de punta, evitando lo mas posible la eliminación de puestos de trabajo. Se estima que entre el personal de la planta, los comités de agricultores, proveedores locales, confeccionistas, contratistas, camioneros y transportistas que trabajan directamente con la fábrica, PILAR crea una fuente de trabajo para aproximadamente 2.500 personas (directa e indirectamente), representando este número al 10% de la población de la ciudad de Pilar.

Capacitación Constante

PILAR ofrece constante capacitación técnica y comercial a su personal. En la fábrica, se lleva a cabo un programa de capacitación con los fabricantes de equipos y con los proveedores de químicos y colorantes, que tiene como objetivo instruir a todos los funcionarios de la empresa sobre el funcionamiento de los procesos de producción y así lograr un conocimiento integral del producto fabricado.

En el área comercial se implementa también un programa enfocado a las ventas y diseños, tanto a nivel nacional como internacional. Este programa cuenta además con entrenamientos para Atención al Cliente y Experiencia de Tienda, a modo de asegurar que los clientes reciban el mejor servicio.

Productos de Calidad

Los productos de PILAR cubren una variada gama de tejidos desde 70g/m2 a 400g/m2 destinados a la indumentaria, artesanía, tapicería y blanquería. Las telas son 100% algodón y producidas con procesos que cuentan con certificaciones de IMO standards y ARATEX asegurando la producción orgánica de la más alta calidad. Además, PILAR  se mantiene siempre a la vanguardia con las tendencias internacionales, innovando siempre en la oferta de colores y diseños.

Para Paraguay y el Mundo

En Paraguay, PILAR cuenta con una oficina central en Asunción y 10 locales de venta directa al público tanto en la capital como las ciudades de San Lorenzo, Luque, Ciudad del Este, Encarnación, Pilar y Salto del Guairá. En estas tiendas se venden alrededor de 2.000.000mts y 200.000 unidades anualmente. Se distribuyen también, a nivel nacional, aproximadamente 150.000 unidades y 2.600.000mts a clientes mayoristas.

Hoy por hoy, PILAR exporta el 50% de su producción, destinada en su mayoría a la región del MERCOSUR, y constituyendo 6.7 millones de metros de tejidos y productos terminados como sabanas, manteles y prendas. 

A partir de 2012, PILAR cuenta también con presencia en Centroamérica abriendo su primera franquicia en Guatemala, con miras a continuar con este proyecto de crecimiento en otros países de la región. 

Haciendo historia, hace más de 80 años…

A fines de 1929, el Prof. Paolo Federico Alberzoni desembarcó en la ciudad de Pilar, con el propósito de crear una fábrica textil en el corazón de Sudamérica. El empresario italiano tenía experiencia en la industria, y su sueño era desarrollar una planta en un país lleno de nuevas oportunidades: el Paraguay.

Luego de negociar con las autoridades pilarenses, regresó a Italia para realizar los trámites necesarios para instalarse en Paraguay. Ya instalado, el 31 de Diciembre de 1930 firmó el contrato de provisión de energía eléctrica con la Municipalidad de Pilar, por 20 años.

En sus inicios la empresa se dedicó a vender energía eléctrica, pero poco tiempo después, empezaron a funcionar los primeros 40 telares. La planta era pequeña al principio: en ella trabajaban 55 obreras y 15 empleados. Con el pasar de los años, la planta sostuvo un crecimiento continuo, tanto en infraestructura como en personal. La fábrica empezaba a despegar, para convertirse en lo que hoy día muchos consideran el pulmón del Departamento de Ñeembucú.

En 1982 la fábrica pasó a manos del Grupo Las Palmas. Este grupo, liderado por el empresario Guillermo Caballero Vargas, decidió la adquisición alentado por el gran potencial comercial que vieron en la misma, para el mercado nacional. Fue así como el Grupo Las Palmas empezó a liderar la expansión de PILAR, sentando las bases para lo que hoy es un elemento clave para la economía del país. 

Un año más tarde, la región se vio azotada por una gran inundación que llevó al cese temporal de trabajo en la planta. A causa de esto, y en un gesto de compromiso continuo con su comunidad, PILAR se sumo a la construcción de un muro de contención alrededor de la ciudad para protegerla de futuras crecidas de los ríos Ñeembucú y Paraguay.

En 1999 la empresa atravesaba una etapa difícil, afectada por la crisis financiera instalada en la región. Pero en todo desafío se presenta siempre una oportunidad, y PILAR supo aprovechar este momento para incursionar en el rubro de lo que hoy es uno de sus productos más elogiados y solicitados: la “blanquería”.

En Agosto de 2002, la empresa abrió la primera Tienda PILAR en la capital, Asunción, desarrollando un nuevo concepto de tiendas donde se exponen las propuestas decorativas en un showroom, haciendo que la compra de tanto telas 100% algodón como de productos terminados: sábanas, edredones, toallas y manteles, se torne en un verdadero deleite para el cliente. 

Siempre fieles a su objetivo de ser parte del desarrollo de la comunidad local y nacional, la empresa MANUFACTURA DE PILAR S.A. cuenta hoy con un plantel de 1.085 personas, 4 tiendas en Asunción y 6 en el interior (San Lorenzo, Luque, Ciudad del Este, Encarnación y Pilar); y exporta a todos los países de la región. Además, en 2012 PILAR inauguró su primera tienda franquicia en Guatemala, con planes de seguir incursionando en nuevos mercados, ofreciendo productos paraguayos de la más alta calidad al mundo.